jueves, 25 de agosto de 2016

Hemofanatismos



Algunas consultas resultan particularmente desconcertantes, como la que atendí a última hora de ayer: me la planteaba una joven musulmana que, aunque hablando un correctísimo castellano, venía impecablemente ataviada respecto de las exigencias que marcan los cánones de su cultura y religión...

-. Me da mucha vergüenza decirlo...
-. ...
-. Pues verá Ud. Doctor... Me he casado hace poco y he tenido relaciones...
-. Sí...
-. Y mi marido dice que porqué no he sangrado, cree que tuve relaciones con otros hombres antes...
-. Entiendo...
-. Y me ha dicho que venga al médico, por si Uds. tienen alguna prueba con la que saber cuando perdí la virginidad.
-. No, no podemos saberlo... Pero, por otra parte, el sangrar en una primera relación no ocurre siempre, resultando también perfectamente normal el no sangrar... 

Me dispongo a buscar en Google algún material con el que documentarla y que pueda llevar a su marido, topándome con una página web en la que leo: "No, no todas las mujeres sangran la primera vez. La preocupación por el sangrado en la primera relación proviene de siglos de ignorancia que calificaron de impuras a las mujeres que no sangraban en su primera vez..."

Pero calibrando la congoja de la mujer, tomando conciencia de lo particularmente importante que puede resultar este momento para su futuro, me decido por la que -según creo- será una estrategia mejor:
-. Hágame el favor, mejor tráigame mañana a su marido porque tengo que hablar con él y la sensación de que podría no creerla a Usted.

No deja de resultarme un tanto curioso el constatar como los fanatismos, independientemente de sus formas, siempre requieren sangre... A Uds. no?



Related Posts with Thumbnails